El punto G

Conoce la história, fisiologia y estimulación del Punto G.

Desde su descubrimiento en 1960 por el ginecólogo alemán Ernest Gräfenberg, la existencia del Punto G ha estado teñida por la polémica. Su existencia ha sido tan denostada por unos como defendida por otros, manifiestos fanáticos de su utilidad.


HISTORIA

Aristóteles ya hablaba de la existencia de una especie de eyaculación femenina, fuertemente relacionada en la actualidad con la existencia del Punto G.Mary Jane Sherfrey, Helen Singer Kaplan, Lonnie Barbach, William H. Masters y otros investigadores de la vida sexual fueron los pioneros del descubrimiento de Gräfenberg. Masters y Johnson observaron en 1966 la existencia de sustancias lubrificadoras secretadas por la vagina en proporción directa a la excitación de la mujer.

Cuando las contracciones musculares del entorno de la vagina son lo suficientemente vigorosas, estas sustancias pueden ser expulsadas al exterior en lo que ha dado en llamarse eyaculación femenina.FISIOLOGÍALas conclusiones de estos estudios fueron ratificadas por el sexólogo Addiego en 1980, que los completó con la observación de que en algunos casos la llamada eyaculación se producía por un reflejo espontáneo del área de producción de la vagina. Para lograrlo era preciso efectuar la estimulación en el lugar adecuado.Este punto se encuentra situado en la cara anterior de la vagina, a medio camino entre el hueso del pubis y el cuello uterino, a unos tres centímetros del exterior de la vagina. Ya en 1960 el doctor Gräfenberg había descrito esta zona, capaz de producir en sus tejidos una erección muy similar a la del glande masculino y de segregar una sustancia blanquecina e inodora similar a la producida en la próstata masculina.

Aunque aún no se ha demostrado, parece que esta sustancia es expulsada a presión por la uretra después de haberse formado en las llamadas glándulas periuretrales, embriológicamente emparentadas con la próstata masculina, y que se sitúan en la zona de Gräfenberg.

Las encuestas más recientes sitúan entre el 30 y el 54 % a las mujeres que admiten experimentar este fenómeno.

ESTIMULACIÓN DEL PUNTO “G”

Para estimular el punto “G”, apoye el dedo suavemente y de una forma acompasada sobre el punto tal y como se señala en el dibujo, modificando el ritmo según el resultado obtenido.Este tipo de caricia requiere de mucho tacto ya que el hombre puede acelerar o ralentizar, aumentar o reducir la presión y con ello hacer variar el grado de excitación de su pareja.Se recomienda que para efectuar este tipo de caricias las manos estén completamente limpias, las uñas bien cortadas y limpias y no estaría de más utilizar un poco de crema o aceite lubricador a fin de hacerlas más suaves si cabe. Las sensaciones obtenidas serán de menor intensidad que las del orgasmo clitoroideo, pero permitirán un orgasmo más rápido y mayor número de repeticiones que también pueden ser simultaneadas con la estimulación del clítoris y otras zonas erógenas.La estimulación del Punto G mediante la introducción del pene resulta difícil si no se ayuda con la estimulación manual, especialmente en aquellas mujeres que tengan la vagina distendida por los partos. Por su posición y por la forma normal del pene, las posturas más adecuadas para el coito, cuando se pretende estimular esta zona, son aquellas en las que la mujer está encima del hombre o es penetrada por detrás.

Ya nos contareis los resultados obtenidos…

spacer.gif
spacer.gif spacer.gif

Aversión al sexo

Consiste en la aversión persistente o recurrente y la evitación de cualquier contacto sexual genital con la pareja. La alteración provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.

aversion al sexo

Aversión al sexo

El trastorno de aversión sexual se da ocasionalmente en hombres y con mucha más frecuencia en las mujeres. Los pacientes se quejan de ansiedad, miedo o disgusto en relación con las situaciones sexuales. Puede ser un trastorno de toda la vida (primario) o adquirido (secundario), generalizado (global) o situacional (con una pareja específica).

ETIOLOGÍA Y DIAGNÓSTICO

Si es de por vida, la aversión al contacto sexual puede deberse a un trauma sexual, como incesto, abusos o violación; o bien ser consecuencia de un ambiente familiar muy represivo, a veces potenciado por una formación religiosa ortodoxa y rígida, o bien haberse iniciado tras unos primeros intentos de coito que produjeron dispareunia. En este último caso, aun después de desaparecer la dispareunia, permanece el recuerdo del dolor. Cuando se trata de un trastorno de tipo adquirido, con posterioridad a un período de funcionamiento normal, la causa puede tener que ver con la pareja (situacional o interpersonal) o deberse a un trauma o a dispareunia. La aversión puede generar una respuesta fóbica (incluso de angustia), en cuyo caso pueden estar presentes también temores irreales menos conscientes de dominación o de daño corporal. La aversión sexual situacional puede darse en personas que intentan o esperan tener relaciones incongruentes con su orientación sexual.

TRATAMIENTO

El tratamiento se orienta a suprimir la causa subyacente siempre que sea posible. La elección de una psicoterapia conductual o psicodinámica depende del diagnóstico. Cuando la causa es interpersonal está indicada la terapia de pareja, mientras que los cuadros de angustia pueden tratarse con antidepresivos tricíclicos, inhibidores de la recaptación selectiva de serotonina, inhibidores de la monoaminoxidasa o benzodiacepinas.

Eyaculación Precoz

Este trastorno es más frecuente de lo que muchos creen y alcanza uno de cada tres hombres, pero lo más grave está en que no es reconocido por la gran mayoría de ellos.

1180703109_0

INTRODUCCIÓN:

Los avances de la Humanidad han hecho posible crear conciencia en la población de la importancia que juega una sexualidad sana, en el buen desarrollo de la vida afectiva de las parejas; es por ello que se han iniciado múltiples estudios con el fin de determinar las causas y tratamientos de las distintas disfunciones masculinas y femeninas. Dentro de ellas, se encuentran los trastornos eyaculatorios, siendo el más importante la eyaculación precoz o prematura.

Este trastorno es más frecuente de lo que muchos creen y alcanza uno de cada tres hombres, pero lo más grave está en que no es reconocido por la gran mayoría de ellos.

Esto se debería a distintas causas, una de las cuales seria el desconocimiento de la respuesta sexual normal tanto del hombre como de la mujer. La educación sexual tiene una relevancia preponderante en dar luz a estos problemas, ya que permite hacer una identificación temprana del problema por parte del afectado y además da cuenta del daño que este tipo de disfunciones puede producirle a su calidad de vida familiar si no se acude al profesional experto en la materia, sin contar con el efecto preventivo que juega, si esta se genera a edades tempranas de la vida.

DEFINICIÓN DE EYACULACIÓN PRECOZ

Han existido múltiples intentos de darle una definición a la eyaculación precoz. Se ha definido en relación al tiempo que media la penetración y el momento que el paciente eyacula. Sin embargo, esto es muy subjetivo, ya que depende también en gran medida de la respuesta sexual de su pareja; esto se refiere a que un tiempo eyaculatorio de dos minutos puede ser perfectamente adecuado para una pareja, pero absolutamente inaceptable para otro. Sin embargo, esto puede ser utilizado para cuantificar la severidad de su EP, ya que existen casos en que se produce al primer contacto con la vagina e incluso antes de la penetración y otros casos menos severos donde logra aguantar un par de minutos en la vagina.

Masters y Johnson, definieron la eyaculación precoz como si en más del 50% de las ocasiones eyacula antes de que su pareja sexual alcance el orgasmo. El problema de esta definición es que el 75% de las mujeres normales no logra llegar al orgasmo solamente con los movimientos del pene en la vagina, sin considerar la importancia de la duración de la relación sexual, requiriendo este grupo de mujeres de la estimulación clitorídea para llegar al orgasmo. En definitiva, sólo el 25% de las mujeres logra orgasmos vaginales, lo que se contrapone con la definición anterior.

Helen S. Kaplan define la eyaculación precoz como la falta de un control voluntario adecuado sobre la eyaculación, con el resultado de que llega al clímax involuntariamente antes de quererlo. Esta definición fue adoptada por la Asociación Norteamericana de Psiquiatría y por la Organización Mundial de la Salud. Lo central de esta definición es el hecho de llegar al clímax involuntariamente antes de quererlo. Esto, porque el control eyaculatorio debe ser natural, sin esfuerzo y voluntario y esto no se cumple en el eyaculador precoz ya que su relación sexual, está envuelta en un halo de ansiedad y angustia por evitar la eyaculación temprana no deseada.

Otros elementos a considerar dentro del enfoque diagnostico de la eyaculación precoz son: su forma de presentación; en eyaculadores precoces primarios, es decir el paciente nunca ha logrado un control voluntario de su eyaculación y secundarios o adquiridos, que es cuando ha perdido este control voluntario. También se pueden dividir en orgánicas y funcionales o psíquica e incluso se debe determinar su forma de instalación en agudas o crónicas.

Aneyaculación: se caracteriza por la ausencia absoluta de algún fluido eyaculado, encontrándose conservada la sensación orgásmica, ya que se producen las contracciones rítmicas de los músculos perineales sin que tenga lugar la fase de emisión.

Eyaculación retrógrada: se produce la fase de emisión, pero en vez de seguir el trayecto uretral anterógrado, la totalidad o parte del semen pasa a la vejiga; esto se observa en las cirugías prostáticas, tanto en su técnica abierta como endoscópica, ya que en ambas se lesiona el esfínter liso de la uretra prostática. Otras causas son de origen neurológico.

Eyaculación asténica: es la que se produce durante un período largo de abstinencia, que se traduce en una eyaculación débil, debida a ausencia de contracciones musculares que impulsen el semen. Se presenta en pacientes con lesiones medulares por debajo L1.

Eyaculación dolorosa: es aquella eyaculación que se presenta con dolor, referido al periné, la uretra o el meato uretral. Este tipo de eyaculación se observa asociado a procesos infecciosos del aparato genital tanto agudos como crónicos (Prostatitis crónica). Se ha establecido también, que se puede producir este trastorno por causas psíquicas.

Eyaculación refleja: es la que se produce por mecanismos involuntarios en pacientes con lesiones medulares sobre L1, donde se encuentra desconectados del control encefálico y sólo se produce en forma refleja.

Eyaculación retardada: es la que se produce en forma involuntaria muy tardíamente. Masters y Johnson la definen como una inhibición específica del reflejo eyaculatorio. Esto sólo se aplica a la eyaculación intravaginal y no así para la masturbación. Su causa es fundamentalmente de origen psicológico, aunque se han descrito lesiones neurológicas que producen este cuadro.

LAS CAUSAS DE LA EYACULACIÓN PRECOZ:

La eyaculación precoz no es una enfermedad, sino que una falta del aprendizaje de las sensaciones placenteras en la respuesta sexual del hombre, que lleva a no reconocer el momento previo a la eyaculación inminente (es el paso de la fase de meseta a la fase de emisión), que posibilita en prolongar la fase de meseta y por ende el acto sexual.

No se han encontrado causas médicas que produzcan eyaculación precoz, ya que rara vez están presentes procesos infecciosos en los genitales o malformaciones anatómicas en la glándula prostática que den cuenta de este trastorno.

Se pensó en un tiempo que los problemas entre madre e hijo, que se traducían en odio y desconfianza hacia las mujeres, sería la razón de por qué estos jóvenes padecerían de eyaculación precoz, basado en la creencia de que al tener este patrón eyaculatorio, el varón castigaría a la mujer con la privación de la sensación orgásmica. Sin embargo, por estudios realizado por Helen S. Kaplan se señala que la mayoría de estos pacientes no presentan neurosis discernibles ni alteraciones de la personalidad, muchos de ellos aman genuinamente a su pareja y les frustra profundamente el no poder darles una vida sexual satisfactoria, lo que desacredita esta teoría.

La eyaculación precoz sería como consecuencia de parejas inadecuadas; pero está claramente descartado, ya que el patrón eyaculatorio en estos casos se presenta con todas las mujeres y no con alguna en especial; distinto es el caso en que un individuo que logra un buen control eyaculatorio con su esposa y con su amante no lo puede repetir; esto sería por un estado de ansiedad y angustia, frente al temor de no tener un buen desempeño y esto acelera por sí solo la eyaculación.

Masters y Johnson, sobre la base de sus estudios, han establecido que la eyaculación precoz se debe a una falta del aprendizaje de la recepción y la integración de la información sensorial placentera percibida durante el acto sexual, que lleva a no saber reconocer el momento en que se puede prolongar el acto sexual. En el inicio de la vida sexual activa, las primeras veces que el joven presenta eyaculación se debe a poluciones nocturnas o por intermedio de la masturbación, por lo tanto cuando tiene sus primeras relaciones sexuales, él no tiene conocimiento de generar otra respuesta que no sea eyacular desde el momento en que se produzca dicha relación. Además, el grado de excitación producido por sus primeros encuentros es tan importante que llega al orgasmo sin darse claramente cuenta de lo que está ocurriendo exactamente y a medida que se enfrenta nuevamente a estas situaciones va a lograr definir claramente las distintas fases de su respuesta sexual y podrá prolongarlas en la medida de lo posible. Este proceso normal de aprendizaje no se presenta en los eyaculadores precoces y esto se debería a que algunos hombres se excitan demasiado, lo que les impide reconocer las sensaciones percibidas. Además, por lo general, las primeras relaciones sexuales se producen en ambientes de tensión, por temor a ser descubierto, con sentimiento de culpa y asociado a la ansiedad lo que lleva a tener un patrón eyaculatorio rápido que se traduce en un condicionamiento que se repite a través del tiempo.

Dentro del ámbito de las creencias populares se ha establecido que aquel que eyacula más rápido, puede lograr tener varias relaciones sexuales y esto sería sinónimo de admiración por ser más Macho”; tal vez derivado de lo anterior es que los púberes tienen juegos masturbatorios grupales donde la rapidez de la eyaculación es muy aplaudida y alabada. Secundario a estas creencias erradas, es que algunos jóvenes continúan con un patrón eyaculatorio precoz.

Sexualidad Eyaculación precoz

Eyaculación precoz

Sexo Seguro

 

Entendemos por sexo seguro la toma de precauciones, que disminuyen el riesgo de transmisión y adquisición de enfermedades de transmisión sexual (ETS), al tener relaciones sexuales.La abstinencia es una respuesta absoluta para prevenir ETS pero no es práctica ni, en la mayoría de los casos, deseable.

Una relación monógama con una persona de la que se sabe que no ha contraído ninguna ETS es, probablemente, la medida preventiva más aceptable que se puede tomar en la sociedad actual. Conocer a su pareja. Antes de tener una relación sexual con una pareja nueva es prudente resguardarse de la presencia de ETS, especialmente VIH y hepatitis B.

El uso de preservativos por ambos sexos disminuye notablemente la probabilidad de contraer una ETS, pero los preservativos deben usarse adecuadamente. El preservativo debe estar en su lugar desde el principio hasta el final de la actividad sexual y debe usarse cada vez que un individuo se compromete en una actividad sexual con una pareja no monógama u otra pareja sospechosa.

Los preservativos son baratos considerando las consecuencias que se derivan de contraer una ETS.

Otras medidas:

Conozca a su pareja

 Esto suena obvio, pero mucha gente se compromete en una actividad sexual sin establecer antes una relación comprometida que permita una confianza y comunicación abierta. Usted debería discutir con su pareja historias sexuales pasadas y cualquier ETS o uso de drogas intravenosas, así como también su estado actual de salud. Debe sentirse libre para iniciar o terminar una relación, sin sentirse forzado a tener contacto sexual.Use barreras para evitar el contacto con el semen, fluidos vaginales o sangre.Es imprescindible el uso uniforme y correcto del preservativo. El uso adicional de lubricantes puede disminuir el efecto barrera. Se recomienda el uso de preservativos de látex tanto para relaciones vaginales como orales. La gente que elige participar en actividades sexuales que involucran contacto anal debe buscar información adicional para poder reducir los riesgos, consultando a sus propios consejeros o a especialistas en salud pública disponibles en la mayoría de clínicas o centros especializados en VIH.

 Permanecer sobrio

 El uso de alcohol o drogas puede disminuir la capacidad de comunicación y la coordinación requerida para utilizar barreras o lubricantes. El alcohol y las drogas pueden menoscabar la capacidad para hacer elecciones apropiadas sobre el sexo.Sea considerado con su parejaLas personas con infección por VIH o SIDA, desde un punto de vista moral, ético y legal, dichas personas deben advertir a cualquier presunta pareja sexual de su situación. No deben intercambiar fluidos corporales durante la actividad sexual y deben usar cualquier medida preventiva (tal como un preservativo de látex) que aporte más protección a la pareja.Si está embarazada, tome precauciones

 

Las mujeres con una Enfermedades de transmisión sexual , deben ser aconsejadas antes de llegar a quedarse embarazadas, ya que su hijo corre riesgo. La mujer embarazada debe pedir atención médica.

Fuente: abcsexologia.com

Tocar y Acariciar

Acariciar es un arte. Es muy importante aprender a acariciarse y a dejarse acariciar. No se debe concentrar únicamente en las zonas erógenas comunes, ya que su piel está compuesta de una infinidad de puntos sensibles que deber descubrir día tras día.


 

Cabellos El estímulo del cuero cabelludo produce un relax muy placentero al comienzo de la relación.
Orejas El lóbulo de la oreja, la cavidad del pabellón auricular y la zona de detrás de la oreja aumentan su sensibilidad durante la excitación sexual, pero también como prólogo resultan muy sensibles a la estimulación oral.
Ojos Los nervios parasimpáticos de los párpados pueden ser estimulados con algunos besos suaves sobre los ojos cerrados, produciendo una relajación que hace más sensible la relación.
Boca y lengua La sensibilidad de los labios aumenta con la excitación haciéndolos muy sensibles al roce y la caricia de otros labios. La lengua permite un juego activo con las diferentes zonas del cuerpo.
Nuca, cuello y hombros Con las manos o la boca se pueden estimular estas zonas de especial sensibilidad produciendo los placenteros escalofríos.
Zona axilar y cara interna del antebrazo La estimulación manual suave resulta placentera en esta zona, pero siempre que se evite producir cosquillas. Como extensión de la línea mamaria requiere una estimulación muy suave.
Dedos Su receptividad nerviosa es utilizada continuamente para sentir las texturas, formas y rugosidades de las cosas. Esta sensibilidad los convierte en un medio muy adecuado para sentir el cuerpo de la pareja.
Parte interna del codo De carácter secundario y muy lento tiene utilidad en combinación con otras zonas, pero no de forma independiente.
Cintura y cadera Acariciando suavemente toda la superficie de estas partes se produce una estimulación suave que puede combinarse con otras de mayor intensidad.
Espalda A los lados de la columna vertebral se localizan una serie de nervios que pueden estimularse de forma muy efectiva por medio oral o manual, siempre en sentido ascendente o descendente. Frente al hueso sacro existe una zona más sensible que el resto.
Perineo La zona comprendida entre los órganos genitales y el ano resulta sensible a la estimulación manual.
Ano De gran sensibilidad tanto en el hombre como en la mujer, su estimulación sensibiliza toda la plataforma orgásmica.

Fuente:abcsexologia.com

Disfunción Eréctil

Incapacidad para conseguir o mantener una erección satisfactoria para el coito.

Definición:

Incapacidad para conseguir o mantener una erección satisfactoria para el coito.

Actualmente denominada disfunción eréctil es causada por varios motivos, los cuales pueden ser de naturaleza psicológica o física. Sin embargo, el ser impotente no significa tener algún tipo de problema, bien sea de fertilidad, eyaculación, de orgasmos o con el funcionamiento sexual. Aunque los riesgos de impotencia crecen a medida de los años, no es una consecuencia inevitable del envejecimiento.

Se calcula que este proceso afecta de 10 a 20 millones de pacientes >18 años en Estados Unidos. La prevalencia es del 52% en varones de 40 a 70 años y aumenta con la edad. Sin embargo, los varones pueden disfrutar de la actividad sexual durante toda la vida; aunque la cantidad y la fuerza del eyaculado y la tensión muscular se reducen, la disfunción eréctil no es un proceso inevitable en relación con el envejecimiento.Etiología

En pocas ocasiones la DE es primaria (el hombre nunca ha conseguido ni mantenido una erección), que se suele deber a factores psicológicos (culpa sexual, miedo a la intimidad, depresión, ansiedad) y en menos ocasiones a factores biológicos.

La DE secundaria se produce cuando un hombre que podía conseguir y mantener una erección ya no puede hacerlo, y más del 90% de los casos son de naturaleza orgánica.

La causa principal es vascular, pero otras grandes categorías incluyen los trastornos hormonales, uso de drogas y enfermedades neurológicas.

Una disfunción eréctil transitoria de cualquier naturaleza puede determinar dificultades psicológicas secundarias que complican el problema. La disfunción eréctil puede depender de las situaciones, afectar sólo a determinados momentos, lugares o parejas, asociarse a un sentimiento de derrota o autoestima dañada. Los factores psicológicos que pueden asociarse con las enfermedades orgánicas pueden ser tanto la causa como la consecuencia de la disfunción eréctil.

Trastornos vasculares. Los principales problemas vasculares que pueden determinar DE son la aterosclerosis de las arterias peneanas, la impedancia inadecuada del flujo venoso o una combinación de ambos. Con el envejecimiento y las patologías asociadas (aterosclerosis, hipertensión), disminuyen la dilatación de las arterias y la relajación del músculo liso, reduciéndose así la cantidad de sangre que entra al pene. Las incompetencia venosa dificulta la permanencia de la sangre en el pene durante la erección. Las enfermedades que aceleran la aterosclerosis (diabetes, tabaquismo, hipertensión) aumentan la prevalencia de la disfunción eréctil.

Trastornos hormonales. Los problemas hormonales (aumento de prolactina, hipotiroidismo e hipertiroidismo, síndrome de Cushing) pueden determinar una disfunción eréctil.

Uso de fármacos. Los fármacos producen un 25% de los casos.

Trastornos neurológicos. Los trastornos neurológicos (ictus, convulsiones del lóbulo temporal, esclerosis múltiple, disfunción sensitiva y autónoma, lesiones medulares) suelen ser causa de disfunción eréctil.

Un 40% de los hombres sometidos a una resección transuretral desarrollan problemas eréctiles, pero la prevalencia de dichos problemas aumenta con las resecciones quirúrgicas más amplias.

Recuerde que:

La impotencia es una alteración frecuente de la sexualidad del hombre que puede afectar considerablemente a su bienestar.

El envejecimiento, algunas enfermedades asociadas a éste y sus tratamientos (operaciones o medicinas), son las causas más frecuentes de impotencia.

Menos del 10% de los pacientes con impotencia severa consultan al especialista. Sólo el 2% del total de hombres con impotencia, moderada o severa, solicitan ayuda médica.

En la actualidad existen tratamientos muy efectivos contra la impotencia. Más del 90% de los hombres que acuden a un especialista logran recuperar la erección.

El diagnóstico del tipo de impotencia es imprescindible para la elección del tratamiento más adecuado para cada paciente.

El consumo de alcohol, tabaco y la mala dieta contribuyen directamente en la probabilidad de tener impotencia.

Fuente: abcsexologia.com

Higiene Sexual

sexologos Higiene sexual

 

Para evitar todo tipo de infecciones en general, resulta imprescindible mantener una higiene genital diaria. Los fuertes olores provenientes de la zona genital suelen denotar infección.

Para evitar todo tipo de infecciones en general, resulta imprescindible mantener una higiene genital diaria. Los fuertes olores provenientes de la zona genital suelen denotar infección.

HOMBRE

Higiene: Baños o duchas diarias. Los penes no circuncidados deberán limpiarse con mayor atención en la zona del glande, echando hacia atrás completamente el prepucio, para evitar acumulación de secreciones. Cualquier secreción extraña debe ser consultada con el médico.

Autoexamen: Consiste en examinarse los testículos regularmente. El cáncer de testículos, el más común entre hombres jóvenes, tiene un índice de recuperación del 90% si se detecta a tiempo. El mejor momento para examinar los testículos es después de una baño o una ducha, ya que la piel del escroto está más suelta. Enrolla cada testículo entre el pulgar y los dedos, moviendo la piel con suavidad y palpando toda la superficie en busca de cambios de textura, tacto, tamaño y peso. Es posible que el epidídimo (una masa muy rizada de tubos que almacenan el esperma al final del testículo) se note más duro al tocarlo, pero no debe confundirse con un tumor.

MUJER

Higiene: Es recomendable limpiarse después de cada deposición de la vagina al ano, para evitar que los gérmenes provoquen infección genital.

En la limpieza genital diaria no conviene enjabonarse los labios para evitar irritación de los tejidos de la vulva.

Es recomendable tomar duchas o baños regulares durante la menstruación. No utilizar, salvo prescripción médica, irrigaciones ni desodorantes vaginales.

Después del coito, un lavado vaginal no sólo es ineficaz anticonceptivamente hablando, sino altamente no recomendable, ya que se destruye la flora vaginal aumentando los riesgos de infección. Cualquier secreción extraña debe ser consultada con el médico.

Autoexamen: Mediante el examen regular de los pechos pueden detectarse bultos, cambios en la forma o secreciones de los pezones. La mujer debería examinarse los pechos una vez al mes. Lo mejor es hacerlo dos o tres días después de la mestruación, cuando es menos probable que los pechos estén sensibles.

Tras la menopausia, la mujer debe explorarse los senos el mismo día todos los meses. Un bulto podría ser un tumor maligno, aunque es más probable que no sea nada serio: tal vez se deba al síndrome premenstrual, o un quiste (un saco lleno de fluido), un fibroadenoma (un bulto firme e indoloro) o un absceso (una acumulación de pus). La secreción cervical o de los pezones es un procedimiento rutinario de examen que permite la detección temprana de células anormales en el cérvix.

El test debe efectuarse por todas las mujeres sexualmente activas cada tres años. La prueba de la mucosidad cervical es muy importante para quienes tengan herpes genital, ya que está asociado con un mayor riesgo de cáncer. También es importante que cualquier mujer que haya tenido relaciones sexuales con un hombre con verrugas genitales se haga una revisión cada año durante toda su vida, ya que tiene más posibilidades de desarrollar una condición precancerosa en el cérvix.

Fuente: abcsexologia.com

sexólogos Valencia

Instituto Espill VALENCIA:

  • Clínica de psicología y sexología y
  • SERVICIO DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA A MENORES VÍCTIMAS DE ABUSOS SEXUALES (Servicio concertado con la Consellería de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana)

C/ Serpis, 8 – 1º - 2ª
46021 – Valencia
Telf.: 963898962 Fax: 963898441
Mail: instituto@espill.org

Ubicación Clínica Espill en Valencia:

Ver Sexologia Psicologia Espill en un mapa más grande

El Instituto Espill Sexólogos Valencia

El Instituto Espill fundado en 1983, es un centro dedicado a la formación de postgrado, especializado en el tratamiento de problemas psicológicos y sexuales. Realiza tareas de promoción de la educación sexual y la salud, además de investigación en estos ámbitos. El Instituto cuenta con sedes en Valencia, Xativa, Castellón y Elche, con profesionales psicólogos y médicos especialistas en sexología.

En estos más de 20 años de funcionamiento, ha participado de manera destacada en los eventos más importantes de la sexología mundial, como son la organización del 13º Congreso Mundial de Sexología en 1997, la Vicepresidencia de la WAS (World Association Sexual Health), la Presidencia del 5º Congreso Español de Sexología de la Federación Española de Sociedades de Sexología, entre otros.

En la actualidad dispone de un servicio para el Diagnóstico y tratamiento de menores que han sufrido abusos sexuales, concertado con la Consellería de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana y ha desarrollado el programa Educando para la Concordia de Género de la Dirección General de la Mujer.

Colabora, asimismo, con el programa de de educación sexual para personas con discapacidad física, afectados por lesión medular, espina bífida y esclerosis múltiple, de la Consellería de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana mediante la dirección y gestión del portal www.discasex.com que ofrece gratuitamente los servicios de un equipo especializado para atender a las personas con problemas sexuales.

Los directores del Instituto Espill participan, como asesores de la OMS, en un proyecto para la actualización de un informe mundial sobre salud sexual.

INFORMACIÓN Y CONTACTO

C/. Serpis, 8 - 1º - 2ª 46021 - Valencia (España)
Tlf. 963898962 - Fax: 963898441
Email:
instituto@ espill .org

Terapia Sexual

Terapia Sexual: consiste en asistir al paciente en su problemática sexual
a través de diferentes técnicas de acuerdo al tipo de disfunción sexual.
Los tratamientos suelen ser de corta duración y pueden ser en forma individual o en pareja.
Terapia
basada en una actitud de respeto al proceso del paciente o la pareja y focalizada en el aquí y ahora.

Disfunciones
Disfunciones sexuales masculinas:

· Disfunción Eréctil (impotencia)
· Eyaculación Precoz
· Eyaculación Retardada
· Deseo Sexual Inhibido
· Dolor en el coito
· Fobia sexual
· Aversión al sexo

 

Disfunciones sexuales femeninas:Disfuncion

 

· Deseo Sexual Inhibido
· Anorgasmia
· Vaginismo
· Dispareunia (Dolor en el coito)
· Fobia sexual
· Aversión al sexo

 

Otros problemas sexuales:

· Parafilias (exhibicionismo, sadomasoquismo, froteurismo, etc.)
· Conflicto con orientación sexual egodistónica (homosexualidad / heterosexualidad)
· Adicción al sexo. Sexualidad compulsiva
· Abusos Sexuales

Terapia parejaterapia parejas
Terapia de pareja

· Problemas de Relación
· Intervención en crisis
· Dificultades en la comunicación
· Pautas de educación afectivo – sexual
· Mediación en Separación y Divorcios
· Problemas Sexuales